Este pueblo está separado de Urretxu por una calle, así que para venir tomamos dos autobuses adaptados, el de Pesa, y el Vergara-Zumárraga, pero l@s que no usais silla de ruedas, podeis venir en el tren de Renfe. Este pueblo tiene unos 10.000 habitantes y le atraviesa el río Urola. El ferrocarril y el hierro fueron muy importantes para esta comarca.

Algunas imágenes de este pueblo: el color variado de los árboles en otoño, puerta con la mitológica flor Eguzkilore, (flor del sol), chapa de una calle referente al frontón Jai-Alai, el monumento y parque dedicado a López de Legazpi, un cartel en euskera que pone que eduquemos a l@s niñ@s para q no sean adult@s castigadores, caminos y el sitio que tenemos las sillas de ruedas en el autobús de la empresa Pesa…

Caminando hacia la Beloki Hiribidea (Avda. Beloki) encontramos la Ermita de la Antigua, que es como la catedral de las Ermitas, de 1366, uno de los pocos ejemplos del románico vasco y a la que no se puede acceder en silla de ruedas, o sea que no nos acercamos, aunque se puede disfrutar de unas hermosas vistas sobre la zona. Adjunto una reproducción que hay en el Kutxaespacio de Miramón de San Sebastian-Donostia:

Junto a la Ermita, hay un centro de interpretación con exposiciones permanentes e itinerantes, y un bar-restaurante. En este centro nos contarán (en una próxima visita), la historia de este pueblo mediante audiovisuales y paneles táctiles…

Y visitamos también la casa de Miguel López de Legazpi, colonizador y arrasador de Filiplnas, nació en el siglo XV y llegó a ser almirante de la armada española. Esta casa-torre convive con una escuela de música (en las fotos salen la zumarragana fachada, puerta de estilo árabe y el interior de la casa-torre del almirante):

Puerta, interior, fachada, pequeño parque donde vivía el famoso navegante López de Legazpi.

En este lugar tenemos algunas esculturas, casas, caserios; así como restaurantes de calidad vasca, y buenos sitios donde dormir…