El miércoles fui a visitar a un familiar a Bergara; el acceso está un poco difícil, ya que es un pueblo al que sólo se puede acceder por carretera (me han chivado que desde hace unos años, han adaptado un autobús de Pesa, en el que podemos viajar las sillas de ruedas, con previo aviso 🙂 ), y los autobuses de largo recorrido no están adaptados en San Sebastián (o sea que voy con la silla manual para poder meterla al maletero, y esto me hace depender de otras personas para que me acompañen a subir al autobús), pues he aprovechado y he incluido este viaje en el blog.

En la nueva Estación de Autobuses de Donostia, (que está en el Paseo de Federico García Lorca, 1), al que se puede acceder por el pasadizo del barrio de Eguia, o por un edificio de información con un ascensor que está a mano izquierda tras pasar el puente de María Cristina y en dirección hacia el monte Ulía, entré a la Estación y bajé en el propio ascensor de ésta que según entras, está al fondo a mano derecha y bajé al segundo piso donde tomé el autobús que va a Arrasate-Mondragón. Es de la compañía “Pesa” y hace escala en Vergara. El viaje duró 1 hora y las personas con las que me crucé fueron encantadoras. Para las invidentes: tenemos 3 fotos, en la primera la caseta con la que su ascensor baja a la estación de autobuses de largo recorrido, que está bajo tierra,  en otra los autobuses de la estación, a los que se accede mediante otro ascensor, y el mapa de esa zona:

 

              El casco histórico de Vergara está declarado Conjunto monumental y conserva importantes monumentos, civiles y religiosos. Además, cuenta también con bares y restaurantes para conocer la gastronomía de la localidad, y degustar su repostería tradicional en el casco antiguo de esta localidad. Del 23 de febrero al 6 de mayo, hay en cinco restaurantes, una  determinada oferta gastronómica: http://www.turismodebagoiena.eus).

        Culturalmente, Vergara fue en el pasado un sitio de referencia, ya que los hermanos Elhuyar descubrieron cualidades del wolframio, y más adelante se hizo importantísimo  el comercio textil, llegando a llamar al color mahón, el “azul vergara”. Actualmente se dedica principalmente a la metalurgia.

               Para los/as que pueden practicar el deporte extremo, hay rutas de BTT (bicicleta de montaña), piragüismo en el río, rutas a caballo, enoturismo, rocódromo… Cerca tenemos el parque natural de la Sierra de Urkiola (https://www.escapadarural.com/que-hacer/parque-natural-de-urkiola), y ya para dormir, tenemos alojamiento en el propio parque, un hotel de dos estrellas con escalones a la entrada en el pueblo mismo, una casa rural y muchas otras en Antzuola, Elorrio y alrededores.

           En el barrio de Mekolalde tenemos un “camino verde” que llega hasta Antzuola por un lado, y por otro a Arrasate-Mondragón, que era el paso del ferrocarril Vasco-Navarro. Transcurre entre bosques y montes, así que es una senda a recorrer.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios