mapa de la N-I a su paso por Hondarribi
mapa de la N-I a su paso por Hondarribi

          Hondarribia (Fuenterrabía en castellano) es de los pueblos más bonitos del País Vasco y un lugar de visita obligada…  Pueblo pesquero rico tanto en arquitectura como en gastronomía, es también hogar de un Casco Viejo lleno de casas preciosas de estilo vasco, la mayoría con balcones de madera de colores, que está rodeado de una muralla medieval muy bien conservada. Para los invidentes: se muestra un camino de piedra dentro de la muralla, y una puerta de la muralla medieval con un coche y una casa por detrás:

Dentro de la muralla hay estrechas calles adoquinadas, o sea que no es muy cómoda para traseros exquisitos, pero fuera del Casco Viejo el suelo está bien.

                    Como esta villa es muy bonita y habitual para el turismo, le dejo la visita de los lugares típicos a las agencias de viaje, y voy a hablar de otros sitios del pueblo mismo o de la zona; así que tomamos el autobús verdoso y gris E20 en la Plaza de Guipúzcoa de Donostia (http://ekialdebus.net/es). Cada autobús tiene dos plazas para silla, se pasa la tarjeta al subir y al bajar, suele haber rampa en todos ellos, y bajamos en la parada “N-638, Amute”, para cruzar la carretera y dirigirnos al molino situado en el monte Jaizkibel, llamado Goiko-Errota. Es un molino del siglo XVIII que está junto a un albergue del camino de Santiago (Galicia, España):

La entrada al molino está sin adaptar para sillas; tiene un escalón muy pequeñito en el primer piso, y al segundo no accedimos.

Aunque se llega por la carretera, en un día soleado se ve bonito paisaje. El albergue de al lado del molino, se llama Capitán Tximista y ofrece diferentes actividades para pequeños y mayores.

                   Ese día por la tarde fuimos a la playa del pueblo, que es larga (¡800 metros!) y ancha, y tiene un chiringuito (situado en la “X” naranja) con monitores voluntarios de ayuda para personas con enfermedades severas y gente con menor movilidad. Corre a cargo de la Cruz roja, y tienen W.C, mesas, manguera, sombrillas, sillas anfibias (una especie de sillas amarillas y azules, con ruedas y flotadores incorporados)…  ¡Es una maravilla que existan estos servicios, porque sino muchas no podríamos disfrutar de la playa!…

El autobús que va a Donostia se coge más acá de la rotonda, en el lado contrario a la playa, y dejando atrás el monte. En la foto, el sitio especial para movilidad reducida está a la izquierda de la playa, si miramos hacia el mar:

playaTuneada

        Hoy hemos venido otra vez a esta localidad, con el autobús E21, bajando en la parada de “Sabin Arana kalea -calle en euskera-“. Se nos ha ocurrido ir andando a la Ermita de la Virgen de Guadalupe reconstruida varias veces desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, y que está en el monte Jaizkibel -aquí cada 8 de septiembre se celebra una procesión, el llamado Alarde de Fuenterrabía  que conmemora la victoria contra las tropas francesas en 1638, y donde cada compañía realiza una descarga en honor a la Virgen; los habitantes de Hondarribia veneran a la Virgen de Guadalupe, rodeada de maquetas de barcos y objetos marinos donados por pescadores en cumplimiento de un voto a la virgen-.

hondarribia_santguadalupe_h
Ermita de la Virgen de Guadalupe

Para que veáis que no todo en internet es bonito y sale bien, tenemos de muestra este atrevido paseo, que aunque ha sido una pésima idea intentar llegar a la Ermita a pie, había que intentarlo; no me arrepiento de haber ido, pero eso sí: si volvemos, lo haremos en coche… ya que aparte de encontrarnos varios escalones grandes y aceras sin adaptar, hemos empezado a subir la gran cuesta por la carretera (GI-3440), entre coches y motos que bajaban, se ha recalentado la moto, ha gastado un montón de batería -con la preocupación que esto conlleva-, hemos tenido grandes discusiones entre mi amigo y yo:

Pablo y yo
Pablo y yo

También nos ha increpa- do uno de una bici, nos hemos calmado con un pequeño tentem- pié en mitad de la nada, – donde sólo había árboles y carretera-, y hemos vuelto a casa…

 

          En medio del rifirrafe he sacado estas fotos que en la primera se muestra una casa curiosa, en la segunda la playa de Hondarribi a lo lejos, en la tercera ese pueblo, en la cuarta la silueta del monte en un día soleado, y en la quinta la carretera y su vegetación:

 

          En Fuenterrabía hay varios talleres de arte, así como galerías. Si quieres que quede para la posteridad tu viaje en papel fotográfico, se puede contar con la ayuda de fotógrafos profesionales, si se quiere participar en una competición de regatas (hay especiales para vela femenina llamadas “Itsas Lamiak”, “Miss Cup”…), este lugar es ideal con el club nautico; el 16 de agosto se puede navegar gratis en veleros de vela, y aparte, hay un campeonato de pesca del 25-27 de octubre… Hay restaurantes vegetarianos (calle Minatera -cerca playa-); una barca que une las localidades de Hondarribia y Hendaya (Francia) en un trayecto corto a través de la bahía de Txingudi (funciona todo el año), en el paseo de Butron; se hace restauración de tablas de surf; hay talleres de costura y manualidades (c/ Bera); en algunos bares hay un “pintxo” (una tapa) y algo de beber a 1,50 euros o más…

Y seguramente habrá más cosas para hacer que no he apuntado, así que si alguien quiereañadir algo, puede hacerlo…

 

Anuncios